Los hermanos bautistas

Pavel Petrovich Svinin (1787–1839) Philadelphia Anabaptist Immersion during a Storm

Como su nombre sugiere, los hermanos bautistas se caracterizan por su creencias sobre el bautismo. En concreto, los bautistas afirman que sólo aquellas personas que puedan expresar su arrepentimiento y fe en el Señor Jesucristo deben recibir la señal del bautismo. Consecuentemente, la práctica de muchas iglesias de bautizar bebés y niños pequeños queda excluida. Además, el bautismo se debe practicar por inmersión, es decir, la persona bautizada debe ser sumergida completamente bajo el agua.

Otra creencia tradicional de los bautistas es la autonomía de cada congregación. Ninguna corte secular o eclesiástica tiene derecho de imponerse a la asamblea de creyentes. De hecho, dentro de la misma congregación, ni siquiera el pastor puede hacer lo que quiera sin el consentimiento de la asamblea. La dirección del Espíritu se encuentra en el acuerdo de los miembros de la congregación.

Los hermanos bautistas debaten entre sí los orígenes de su tradición: algunos argumentan que las iglesias bautistas han existido de forma ininterrumpida desde tiempos apostólicos, mientras que otros, incluyendo a muchos historiadores, creen que los primeros bautistas surgieron o bien de las primeras generaciones de protestantes en Europa continental o bien de separatistas ingleses del siglo XVII.

Sea cual sea el origen de sus iglesias, los hermanos bautistas hacen una contribución importantísima al pueblo evangélico. Si bien hoy en día no todos los que se identifican a sí mismos como bautistas confiesan una fe evangélica, los que sí lo hacen nos recuerdan a los hermanos de otras tradiciones que es necesario que cada persona desarrolle una fe personal en el Señor Jesucristo para recibir salvación. Como Juan el bautista diría a los judíos que venían a él para ser bautizados, «Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis a decir dentro de vosotros mismos: Tenemos a Abraham por padre [i.e. por estar circuncidados o haber sido bautizados en la infancia]; porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras». (Lucas 3:8 RV60). Por este mismo énfasis, los hermanos bautistas tienden a ser evangelistas ejemplares, instando a todas las personas a que se arrepientan de sus pecados y pongan su fe en el único Salvador de la humanidad, el Señor Jesucristo.

¿Qué piensas tú? ¿Qué otras contribuciones hacen los hermanos bautistas al resto del pueblo evangélico?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s