Cipriano de Cartago y las raíces del protestantismo

st-cyprian-carthage (1)

Cipriano de Cartago fue uno de los obispos más destacados del tercer siglo. Una de las razones por las que Cipriano ha sido tan recordado a través de la historia de la iglesia es que el obispo cartaginés nos dejó una colección de más de ochenta cartas y una docena de tratados. Cipriano sirvió a la iglesia en un tiempo muy difícil, cuando el cristianismo todavía era ilegal en el imperio romano. De hecho, durante su episcopado, la iglesia sufrió la primera gran persecución a lo largo de todo el imperio en los años 250 y 251 por orden del emperador Decio. Además de los retos presentados durante dicha persecución, la iglesia tuvo que lidiar con problemas muy severos que resultaron de tal prueba.

La carta 74 de Cipriano nos presenta uno de los resultados más interesantes de la persecución. Novaciano era un presbítero romano muy riguroso que desaprobaría la oportunidad de arrepentimiento que las iglesias le darían a los cristianos que sacrificaron a los ídolos romanos durante la persecución. Motivado por sus tendencias rigoristas, Novaciano se opuso a la ordenación de Cornelio, un candidato episcopal más moderado. Tal fue la oposición de Novaciano que éste consiguió que un grupo de obispos lo ordenaran a él como el nuevo obispo de la capital imperial. De todas formas, la gran mayoría de iglesias, incluyendo la de Cipriano, reconoció a Cornelio como el obispo romano legítimo, y rechazó a Novaciano como un cismático y hereje. Por su parte, Novaciano se dedicó a establecer su propia red de iglesias.

Eventualmente el cisma de Novaciano llevaría a su propia controversia: ¿qué se debe hacer con personas que fueron bautizadas en una iglesia novaciana pero después buscan ser admitidas por la iglesia legítima? En otras palabras, ¿es o no válido el bautismo de los cismáticos y herejes? La respuesta de Cipriano y de la gran mayoría de sus colegas africanos fue clara: el bautismo de cismáticos y herejes no tiene ninguna validez; ni siquiera podría contarse como bautismo. El único bautismo se encuentra dentro de la verdadera iglesia de Cristo.

Sorprendentemente para Cipriano, el obispo romano Esteban, sucesor de Cornelio y de Lucio, tomaría una postura completamente opuesta en base a la tradición de su iglesia: el bautismo nunca se debe repetir; por lo tanto, la iglesia no debe rebautizar a nadie, ni siquiera a los que han sido bautizados en grupos herejes. Pero lo más sorprendente de todo fue que Esteban se empecinó tanto en su postura que amenazó con excomulgar a cualquier individuo o iglesia que se rehuse a seguir la tradición romana.

Ante semejante intransigencia, Cipriano se vio forzado a elegir: ¿me mantengo firme a mis convicciones, o me someto a Esteban para mantener la paz con Roma?

Cipriano no dudó en escoger la primera opción por la simple razón de que estaba convencido de que la práctica romana no podía ser reconciliada con la enseñanza de Cristo y los apóstoles. El obispo cartaginés mantenía que toda tradición, incluso las de Roma, debía ser evaluada por las Escrituras, el “origen de la tradición divina.” Así pues escribe Cipriano en la carta 74.10.2-3:

En resumen, a las almas religiosas y sencillas les es fácil desprenderse del error y encontrar y descubrir la verdad. Pues si vamos a la fuente y origen de la tradición divina, cesa el error humano […] Como cuando un canal de conducción de agua que antes corría abundantemente de pronto se corta, ¿no se va a la fuente para conocer allí la causa de la escasez? […] Esto es lo que nos corresponde ahora hacer a los obispos que somos fieles a los mandamientos divinos: si notamos que hay dudas en algo, que la verdad vacila, retrocedamos al origen, a la tradición del Señor, del evangelio y de los apóstoles, y vayamos a buscar nuestras normas de conducta allí de donde provienen originalmente.

Poco después de escribir la carta 74, Cipriano convocó un concilio especial de 87 obispos africanos que reafirmó unánimemente el rechazo del bautismo de herejes a pesar de las amenazas de Esteban. Además, Cipriano buscó el apoyo de las iglesias griegas, y logró que el influyente obispo Firmiliano de Cesarea (Capadocia) se uniera a él en su condenación de Esteban. De hecho, Firmiliano llegaría a afirmar que Esteban se estaba excomulgando a sí mismo al separarse del resto de la iglesia. Finalmente, las muertes de Esteban y Cipriano parecen haber impedido que sus diferencias crearan una división permanente entre Roma y África, pero mediante su carta 74 el obispo cartaginés registró para toda la posteridad su rechazo del intento de imposición romana en base a sus convicciones bíblicas.

¿Qué podemos aprender los evangélicos de este episodio de la iglesia primitiva? Primeramente vemos que la tendencia romana de imponerse al resto de la iglesia data desde muy temprano. Pero por el mismo lado podemos ver que el instinto de resistencia a Roma con el fin de defender convicciones bíblicas es igualmente antiguo. Desde esta perspectiva podríamos decir que las raíces del catolicismo romano y el protestantismo se desarrollaron simultáneamente en la iglesia primitiva.

A la misma vez, Cipriano nos ayuda a corregir algunas tendencias negativas en la tradición protestante. Para Cipriano no era suficiente que él creyera algo en base a la Escritura para defenderlo a capa y espada. Seguramente de haber sido el único que tomara la postura de rechazar el bautismo de herejes, Cipriano hubiera seguido el consenso de la iglesia. Pero fue la combinación de su convicción personal junto con el acuerdo con grandes porciones de la iglesia que lo convencieron que debía resistir la presión romana por el bien de la verdad. De la misma forma, hoy en día los pastores y maestros evangélicos debemos complementar nuestro estudio bíblico con la investigación del consenso de la iglesia a través de los años para desarrollar y defender nuestras enseñanzas.

¿Qué otras lecciones podríamos aprender los evangélicos de este episodio?

Categories:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s